Un Proyecto con Responsabilidad Ambiental

No alcohol drogas y tabaco

Oriental CT S.A.S , está comprometida en proporcionar un sitio de trabajo seguro, saludable y productivo a todos sus empleados. La empresa reconoce que el abuso de alcohol, drogas, tabaco y otras sustancias por parte de cualquier empleado, perjudica su capacidad de rendir en forma apropiada y tiene efectos adversos sobre la seguridad, eficiencia y productividad de los demás empleados y de la compañía en conjunto. El abuso de drogas legítimas, o el uso, posesión, distribución o venta de drogas ilícitas o controladas, no recetadas, en las instalaciones de la empresa y/o de los clientes, en donde la empresa esté prestando sus servicios, está estrictamente prohibido y es causal de terminación del contrato.

A ningún empleado se le sanciona o despide por pedir ayuda para vencer su dependencia o por estar bajo tratamiento para su rehabilitación, sin embargo en estos casos la Gerencia puede no permitirle trabajar en aquellos puestos que sean considerados como críticos para la seguridad propia la de los demás empleados, el público o la empresa. Esta política no requiere y no debe resultar en ninguna regulación especial, exención o privilegio especial de los requisitos de rendimiento normal en el trabajo.

La compañía puede realizar inspecciones no anunciadas para drogas y alcohol en los recintos de su propiedad o controlados por ella. También puede exigir que los empleados se sometan a evaluación médica o pruebas de alcohol o drogas cuando exista sospecha de su uso. Un resultado positivo de la prueba o el rehusarse a ella, es causal para medidas disciplinarias, e incluso, dependiendo de los hechos ocurridos asociados a esto, puede generar la terminación del contrato si la gerencia lo determina. La empresa igualmente reconoce los riesgos para la salud y la seguridad ocasionados por los fumadores, en consecuencia desarrolla campañas de prevención, tendientes a evitar el uso del tabaco y regula y limita los lugares en que es permitido fumar.

La empresa se acoge a la legislación establecida para el consumo de cigarrillo y tabaco en recintos públicos y aeronaves.El personal de contratistas está también cubierto por esta Política y aquellos que la violen son retirados de las instalaciones y actividades de la empresa y puede negárseles el ingreso futuro, o la prórroga de contratos.